Clásicos

Citroën DS “Tiburón”

Lanzado en 1955, el Citroën DS “Tiburón” sigue siendo uno de los iconos del automóvil francés del siglo XX. Popular por su éxito comercial y deportivo, así como por sus papeles en el cine y por ser coche oficial del general De Gaulle, entre otros, el DS proyectó el saber hacer francés a todo el mundo.

Desde los años 50 hasta nuestros días, el séptimo arte se ha rendido ante el DS. Como protagonista o simple figurante, ha aparecido en un gran número de películas y series. Desde “Fantomas vuelve” de André Hunebelle a “El Mentalista”, con Simon Backer, pasando por “Regreso al Futuro”, de Steven Spielberg, su diseño único ha sido fuente de inspiración para cineastas y realizadores.

El nacimiento de la diosa

“DS” es un juego de palabras francés, y su significado es “diosa”, con un diseño de vanguardia, un DS nunca se parece a ningún otro automóvil. Desde 1955, el DS se ha distinguido tanto por sus tecnologías novedosas como por su línea, revolucionaria y elegante. Las fuentes de inspiración del DS, que se alimentan de la excelencia de los artistas de la joyería, la alta costura y el lujo francés eran reconocidos en todo el mundo y siguen siéndolo. Tanto si se trata de bordados como de metales trabajados, cueros o pedrería incrustada, el cuidado por los detalles y la elección de materiales nobles ha sido la linea del DS de la marca.

A los pocos meses del lanzamiento del Traction Avant igual de revolucionario en 1934, los ingenieros de Citroën se pusieron a trabajar en su sucesor, Pierre Boulanger y André Lefebvre, el padre espiritual del “Traction” se dedicó en esta tarea con entusiasmo. Los primeros estudios de diseño empleaban los fundamentos básicos del “Traction”, pero con un cuerpo más ágil, su diseño fue obra del italiano Flaminio Bertoni. Su nombre en clave MGV (“Voiture à Grande Difusión” o “automóvil de producción en masa”).

Casi al mismo tiempo, se estaba realizando el trabajo en el TPV (Toute de Petite Voiture) – el coche que se convertiría en el 2CV. Dado que el TPV se dirigiría en el extremo inferior del mercado y el sucesor del “Traction” se orientaba en el extremo superior, se decidió que un nuevo modelo cuyo nombre en código era AX, también se debía desarrollar para atender al mercado medio.

Empezando como en una hoja en blanco – se propuso una estructura monocasco en el que el centro de gravedad sería lo más bajo posible, el techo y el capó sería de aluminio y los paneles de la carrocería ligeros.

Fue entonces cuando las ambiciones territoriales de un cabo austríaco intervinieron en la Segunda Guerra Mundial, y las órdenes dadas eran de que todo el trabajo de desarrollo de nuevos modelos de automóviles debían cesar. Sin embargo, a pesar de estas órdenes, el trabajo continuó en secreto – libre de las limitaciones comerciales.

Citroën previó que al final de la guerra, no habría una demanda insaciable de nuevos productos. También eran muy conscientes de que gran parte de la infraestructura de carreteras de Francia estaría en muy mal estado y que cualquier nuevo modelo requeriría sistemas de suspensión que pudieran hacer frente a esto. El combustible estaría probablemente racionado y costoso, por lo que los nuevos modelos tendrían que ser económicos con su consumo. De hecho gran parte del escrito del diseño para el TPV (2CV) fue aplicado igualmente al DGV (DS).

Suspensión

Los sistemas de suspensión convencionales sufren de la difícil decisión de entre por un lado, la necesidad de comodidad y por otro lado la necesidad de un buen agarre a la carretera y manejo. Un coche con una suspensión suave es cómodo, pero tiene poca estabilidad en carretera y nada maniobrable, y además sufre de cambios de actitud en función del peso y la distribución de la carga transportada. Un coche con una suspensión firme ofrece buen agarre a la carretera y a la maniobrabilidad, pero es incómodo en superficies accidentadas.

Desde su creación, el coche tenía la intención de utilizar barras de torsión; el beneficio fue de ser un sistema muy flexible pero sin brazos de suspensión excesivamente largos, ya que éstos en función de la distancia entre ejes en constante cambio, sería causar un manejo incontrolable.

Esta solución en el 2CV funcionaba bien por su bajo peso, era una suspensión muy suave y funcionaba. Una serie de prototipos MGV estaban equipados con suspensión 2CV, pero sufría de excesivo balanceo de la carrocería y cambios de actitudes relacionadas con la carga.

En 1942, Paul Magès tuvo una idea increíble. Magès era un joven ingeniero de Citroën que trabajaba en sistemas de frenado, y descubrió que la potencia hidráulica además de utilizarse en los frenos, podría aplicarse para proporcionar la nivelación de la suspensión, la operación de la dirección y la transmisión. A pesar de que los principios de funcionamiento se entendían bien, su puesta en práctica presentaba numerosos problemas que iban desde las tolerancias increíblemente finas requeridas de la elección de los materiales, al fluido hidráulico utilizado para su funcionamiento, pero estos problemas fueron resueltos. Aunque el sistema hidráulico tenia sus ventajas, como el poder ajustar la altura del vehículo y salvar las irregularidades de las carreteras de la posguerra, también tenia sus complejidades.

Citroën DS19 1960El DS se convirtió en un icono de estilo, ya que representaba el optimismo en la Europa de la posguerra. Fue construido en un momento en que la tecnología se veía como la solución y no la causa de los problemas del mundo. El DS fue también una manifestación del orgullo que Francia tomó en su deseo de ser visto como una de las principales potencias del mundo, capaz de competir en igualdad de condiciones con los Estados Unidos, Gran Bretaña, la Unión Soviética y China. El legado de los DS incluye el SM, GS, CX, BX, XM y Xantia, todos los cuales cuentan con sistemas hidráulicos de alta presión que se emplean para la suspensión de acuerdo con el modelo para prestar asistencia a los frenos y la dirección. El control hidráulico del embrague y cambio de marchas no se llevó adelante en ninguno estos otros modelos sin embargo. En lo que se refiere a un estilo, no ha habido imitadores aunque casi todos los fabricantes de automóviles han seguido el ejemplo de Citroën en la importancia en la aerodinámica. La estabilidad en carretera y el manejo del DS se ha convertido en algo legendario y en lo que otros fabricantes han logrado ponerse al día mucho más tarde.

En el desierto mal surgido de carreteras de Francia en los años cincuenta y sesenta, su falta de aceleración no era un problema, otros coches estarían obligados a reducir la velocidad en curvas y baches. El DS se deslizaba serenamente viajando a unos 50 kilómetros por hora más rápido que coches con mayor rendimiento en la línea recta. El propio André Citroën se dio cuenta de que la clave para altas velocidades no era el poder en sí, sino la estabilidad en carretera y un comportamiento predecible. Si el coche carecía de poder, su magnífica aerodinámica permitía alcanzar una velocidad máxima muy superior de lo que cabría imaginar.

El Citroën DS “Tiburón” ha ganado los corazones y mentes de muchas personas en todo el mundo de una manera que pocos encuentran, y que comparten con otros como el Citroën 2CV, Volkswagen Beetle y el Jaguar E Type (XKE). El DS fue muy por delante de su tiempo – en realidad podría ser un coche para ser lanzado hoy con toda la tecnología introducida en 1955 y sería considerada como de vanguardia.

Características importantes del DS (Tiburón):

  • Self leveling, suspensión hidroneumática; este sistema permitía un comportamiento de la suspensión consistente, independientemente de la carga transportada o su distribución, con un ángulo de ataque constante que producía una eficiencia aerodinámica en todo momento y ademas el haz de los faros no se alteraban con la carga. El sistema de suspensión también contaba con un posible ajuste del nivel de altura del vehículo con solo accionarlo desde su interior, que permitía al coche atravesar superficies normalmente negadas a todos menos los vehículos 4 x 4. El cambio de ruedas también se facilitaba con este sistema.
  • Sistema de frenos con compensación automática de frenado determinado por el peso y la distribución de la carga.
  • Sistema de dirección totalmente hidráulico (no había ninguna conexión mecánica entre el volante y la cremallera de dirección, excepto en el caso de una pérdida de presión en el sistema hidráulico)
  • Embrague accionado – sin pedal de embrague
  • Cambio de marcha accionado de forma hidráulica.
  • Geometría de la dirección que permitía menos esfuerzo de conducción a baja altura, y aun más importante, la capacidad de mantener el rumbo independientemente de la superficie de la carretera o incluso de un neumático delantero desinflado.
  • Frenos de disco delantero interior (esto reducía el peso suspendido, permitía también la mejor geometría de la dirección mencionada y aseguraba una mejor refrigeración de los discos que cuando se montan en el interior de las ruedas).
  • Carrocería aerodinámicamente eficiente que permitía un alto rendimiento, buena economía de combustible y más bajo nivel de ruido del viento.
  • Volante de un solo radio, diseñado para golpear en caso de accidente de manera progresiva – en la era de antes de los airbags, esto era una característica de seguridad importante.
  • Salpicadero de plástico acolchado; diseñado para minimizar las lesiones a los ocupantes en caso de colisión.
  • Rejillas de ventilación en cada extremo del salpicadero, en una época cuando la ventilación se proporcionaba normalmente con la apertura de los cristales del habitáculo.
  • Gran parabrisas curvado hacia los laterales, con un amplio campo de visión del conductor.
  • Indicadores de dirección traseros montados en el techo.
  • Limpiaparabrisas que en reposo se alojaban debajo del capó para minimizar la posibilidad de causar lesiones a los peatones por accidente.
  • Techo de plástico y la tapa de aleación para reducir el peso.
  • Faros autonivelantes y de largo alcance producidos en 1.967 coches.
  • Manillas interiores de Seguridad.
  • Neumáticos radiales Michelin X (modelos posteriores fueron equipados con la banda de rodadura asimétrica avanzada de neumáticos Michelin XAS).
Artículo anterior

BMW, primer fabricante del mundo en ofrecer pilotos con tecnología OLED en un coche de producción

Siguiente artículo

FIAT FCA lanza sus “Star Offers”

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

1 Comentario

  1. […] 1935. En él están también André Lefèbvre, responsable del Traction y posteriormente  del DS (Tiburón), y el diseñador Flaminio Bertoni, creador de esos tres […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *