Clásicos

Opel Manta; el deportivo deseado de los 70

 

El Opel Manta fue un coupe de líneas y carácter marcadamente deportivo, creado para competir con otros rivales del segmento en los años 70. Deseado por los jóvenes y no tan jóvenes, a muchos se nos ha ido los ojos al ver pasar un “Manta” por delante nuestro. Era un coche fácil de conducir y muy manejable. Se vendido en Europa y en EEUU importado por GM y distribuido por Buick, además fue utilizado para rallyes en los dos continentes. La disposición  del motor era delantero longitudinal y la tracción delantera, llevaba frenos de disco delante y de tambor detrás.

Hubieron tres generaciones:

Opel Manta (A) de 1970 a 1975

 

Diseño de líneas redondeadas y rasgos del GT otro deportivo que marco época en Opel y que  desapareció en 1972.

Tenían motores 1.6L de 60CV un 1.9L de 105CV y disponía de un cambio de cuatro marchas o automático de tres, también hubo una motorización de 1.1L para Bélgica.

 

 

Opel Manta (B) de 1975 a 1981

1975 Opel Manta GTSe le dio un cambio total a su carrocería, líneas rectas, basadas en la del sedan de Opel el “Ascona”En cuanto a motores no hubo grandes cambios al principio, un 1.2L 70CV que sustituyo al 1.1L inicial, y los 1.6L y 1.9L anteriores. En 1979 llego un 2.0L de inyección denominado GT/E con 110CV con un cambio de cinco marchas, tenían paragolpes de plástico, más ligero, tomas de aire en la parrilla y un pequeño alerón en la parte trasera, además tenían unos adhesivos característicos en los laterales y asientos deportivos de Recaro. En 1981 salió una versión más evolucionada y deportiva denominada Manta 400; aletas más anchas, bi-faros redondos, tomas de aire en el capo de motor y llantas de garganta. Tenía un motor de 2.4L y desarrollaba 275CV, la tracción era trasera, llevaba frenos de disco en las cuatro ruedas y una suspensión más dura. Este modelo se fabrico hasta prácticamente el final de la vida del Manta.

 

Opel Manta (B2) de 1982 a 1988

Opel MantaSalió la versión GSI que sustituía al GT/E con solo algunos cambios en la tapicería y en el exterior. En 1986 aparecía el Manta 200 era la versión  más evolucionada del sector un 2.0L de 125CV, el motor era básicamente el mismo del GSI pero con un kit de inyección mejorado. Asientos deportivos Recaro con tapicería de terciopelo, un impresionante alerón de 80kg que asentaba el vehículo al suelo dado que alcanzaba los 200Km/h. Este modelo era más asequible y común  que el 400, pero los entusiastas de Opel Manta todavia han querido llegar más lejos con su coche hasta el punto de hacer un supercar.

Como es bastante habitual, el nombre que marca una época en este caso “Manta” se deja. En 1988, Opel dejo de fabricar el Manta y al año siguiente apareció el Calibra.

 

Artículo anterior

Conducción eficiente (2)

Siguiente artículo

Volvo XC60 Hibrido

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

1 Comentario

  1. […] Calibra iba a hacer algo parecido con su pariente más cercano, el Opel Vectra. Como resultado, el Manta y el Calibra fueron sueños asequibles y se convirtieron en coupés de culto, gracias a su receta […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *