Clásicos

Pegaso Z; el mito español

Hacia 1951 el ingeniero catalán Wilfredo Pelayo Ricart fue contratado por ENASA – Pegaso para la fabricación de camiones y autobuses, que interpuso como condición fabricar también deportivos. De ello nació el Pegaso Z-102 deportivo de dos puertas.

Se fabricaba en Madrid y Barcelona, llego a tener hasta 84 carrocerías distintas de diseño Español, Italiano y Francés. Estaban fabricadas en acero, excepto algún modelo para carreras, pruebas de velocidad o con aire futurista, que se hicieron en aluminio o fibra de vidrio.

En su corta vida, el Pegaso asombró al mundo. Batió récords de velocidad. Logró victorias en competiciones y fue capricho de millonarios y conocedores. Saoutchik, Touring, Serra… los carroceros de moda supieron vestirle con distinción. Elegancia, velocidad y seguridad componían su slogan publicitario. Incluso se creó un cómic, el del aventurero As Marthin, que publicaba la revista Motor Mundial.

El carrocero Italiano Touring fue el más acertado por diseño y ligereza, y el más vendido.

Las características técnicas del primer modelo fabricado, el Pegaso Z-102 eran:

  • Alimentación por carburador doble cuerpo.- Motor V8 a 90o 2.5L en aleación de aluminio que rendía 142CV
  • Refrigeración por agua y sodio liquido en las válvulas de escape.
  • Embrague de mono disco en seco.
  • Tracción trasera con cambio de cinco velocidades.
  • Frenos de tambor en las cuatro ruedas.
  • Suspensión delantera independiente con barras de torsión y amortiguadores hidráulicos telescópicos. Suspensión trasera De Dion, con barras de torsión y amortiguadores.

Después de esta primera versión el Pegaso Z-102 fue evolucionando su mecánica y carrocería;

Un 2.5L con compresor de 200CV y otro de con dos compresores de 235CV.

En 1954 llego el 2.8L turboalimentado de 260CV, también había un 3.2L. atmosférico de 208CV y un 3.2L biturbo de 278CV

En 1955 llego el Pegaso Z-103 con motor muy perfeccionado un V8 de 4.6L. que rendía los 300CV sin sobre alimentar, fue el deportivo más potente del mercado, también había un 3.9 y un 4,45L.

El Pegaso Z-104 fue otro proyecto, una berlina de 5,25m de longitud de cuatro puertas y cinco plazas que se quedo hay.

En 1956 otro proyecto más el Z-105 un cuatro cilindros que sin apoyo fue archivado.

El deportivo Pegaso forma parte de la historia, atrás quedan apasionantes recuerdos de hoy un mito; pues lo cierto es que, tanto a nivel mecánico como de carrocería, eran unos auténticos fueras de serie que hoy se cotizan como tales por los coleccionistas, de los cuales los más afortunados; los americanos, que poseen la mayor parte de los Pegaso supervivientes.

Queda en la historia también, los deportivos de Pegaso que llegaron a estar por encima de los Ferrari.

Artículo anterior

Política privacidad

Siguiente artículo

Infiniti FX Sebastian Vettel

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *