Consejos & opinión

El futuro ya; nuevas formas de propulsión

Los avances en el automóvil nos ofrecen cada día una mayor comodidad en la conducción y seguridad; sistemas de asistencia al conductor, coches más conectados a los pasajeros y a otros vehículos. Y como no, coches más respetuosos con el medio ambiente y consecuentemente más ahorradores con su consumo de combustible.

Las nuevas tendencias en propulsión están orientadas cada día más en la movilidad de bajas emisiones de gases, el desarrollo de nuevas tecnologías para la gestión de la alimentación de los motores de baja cilindrada downsizing y las ayudas para un mejor funcionamiento de esto están consiguiendo consumos y emisiones de gases realmente bajos.

En estos momentos podría destacar los siguientes:

Empezando por la primera opción por defecto en la que hoy y desde ya hace unos años viene siendo habitual, la diésel, yo la dejaría solo para conductores que realicen muchos kilómetros y carretera. ¿Porque? bueno, pues porque dado los sistemas que incluyen hoy en día para cumplir con las normas medioambientales, necesitan de nuevas adaptaciones para su funcionamiento más limpio y los recorridos cortos o de ciudad son incompatibles con estos sistemas y estaríamos predestinados a visitar el taller de continuo.

Motor Ford EcoBoost
Motor Ford EcoBoost

Las nuevas generaciones de motores de gasolina están cambiando la forma de movilidad con un consumo más bajo de combustible y unas emisiones de gases mínimas. Los motores ecoboost de Ford con su campaña “Jaque al diésel” han sido premiados por su tecnología en la categoría de 1.0L y los motores TFSI del grupo Volkswagen en las categorías 1.2L y 4.0L durante cinco años seguidos. Los nuevos motores Puretech de PSA Peugeot-Citroën premiados como mejor motor del año, también prometen marcar un antes y después con innovaciones como las ya emprendidas hibrid-diesel o hibrid-air. La elección de un motor de gasolina es recomendable para personas que no recorran más de 15.000 kms. al año, otro particular de este motor respecto al diésel es que son motores con un mantenimiento más barato y reparaciones menos costosas debido a tener menos componentes mecánicos y electrónicos, puedes ver una comparativa en este otro post ¿diésel o gasolina?

Estos nuevos logros alcanzan un nivel superior con un funcionamiento combinado, híbrido o bi-fuel.

Audi A4 Avant g-tron
Audi A4 Avant g-tron

Los motores bi-fuel ofrecen un funcionamiento combinado, en gasolina o gas licuado (GLP) también llamado autogas, que proporciona un ahorro de hasta un 40% en este modo respecto a gasolina. Ademas en este modo, el motor no crea apenas residuos en su interior y contamina menos. Estos vehículos disponen de dos sistemas paralelos seleccionables y dos depósitos de combustible para la alimentación del motor. La mayoría de los fabricantes disponen ya esta opción o puedes adaptar tu vehículo si no disponía de este modo cuando lo adquiriste. Por lo que se refiere a su combustible, cada día hay más gasolineras que lo disponen y va en aumento. El coste adicional respecto a un gasolina de sus mismas características de estos vehículos bi-fuel es amortizado dependiendo de marcas, en fabricantes como Ford, los precios son muy similares, en otras marcas se ha de recorrer de 25.000 kms a 50.000 kms. para empezar a ser rentable. Su uso puede ser mixto, ciudad y carretera.

Los híbridos son la otra opción, ya disponible por muchos fabricantes y categorías. La combinación de un motor térmico (gasolina o diésel) junto con uno eléctrico, produce una liberación parcial del primero, proporcionándole un mayor empuje por el alto par motor de este último y una disminución considerable de su consumo y sus emisiones de gases. Estos vehículos ofrecen también la posibilidad de elegir el modo de conducción bien sea con el motor térmico, térmico-eléctrico o exclusivo eléctrico (en torno a diez kilómetros de recorrido) para su uso en ciudad. La elección de un vehículo híbrido es mas bien agradecido por sus bajas emisiones, respeto por el medio ambiente, que por su ahorro de combustible. Ademas solo sus baterías tienen un coste aproximado de 4.000 euros, y están garantizadas por 100.000 Kms. o un tiempo limitado. Habría que hacer cuentas.

Todavía por desarrollar:

Por otro lado los vehículos 100% eléctricos no ofrecen gran autonomía, no más de 200 kms. y se limita a recorridos cortos y ciudad, en algunas marcas pueden llegar a los 300 kms. Ademas la escasez de estaciones de recarga dificulta su uso.

La pila de hidrógeno también promete, pero esta por llegar. Este combustible produce electricidad que acumulan los vehículos eléctricos e híbridos en sus baterías para su funcionamiento, y solo emite agua para su conversión. Pero seguimos teniendo el problema de suministro. Toyota ya ha lanzado en Japón y en algunos países del mercado europeo un vehículo con este funcionamiento y GM esta en pruebas.

 

Artículo anterior

Motor Internacional del Año 2016

Siguiente artículo

El nuevo Mercedes-AMG GT R

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *