Consejos & opiniónReportajes

Historia del neumático

En el siglo XIX, el transporte de pasajeros era relativamente rudimentario: el tren era el medio de transporte público más sofisticado, mientras que las personas privilegiadas utilizaban carruajes y bicicletas. Al principio, ambos estaban provistos de ruedas de madera. Con el fin de hacerlas más resistentes al desgaste, las bandas de rodadura de las ruedas iban provistas de bandas de hierro y, en una etapa posterior, de neumático de caucho sólido (vulcanizado) natural. El proceso de vulcanización se inventó aproximadamente, al mismo tiempo en diferentes lugares: por Charles Goodyear y Nathaniel Hayward en Estados Unidos, Friedrich Ludersdorf en Alemania y Thomas Hancock en el Reino Unido. Con esta innovación se redujeron los niveles de ruido y se mejoró la comodidad en las abruptas carreteras y caminos de aquella época.

Hitos significativos

  • Estados Unidos, 1845: Robert William Thompson patenta el primer neumático lleno de aire, pero es demasiado costoso para resultar atractivo desde el punto de vista comercial.
  • Alemania, 1886: Karl Benz desarrolla el primer ‘automóvil’, un vehículo de tres ruedas. En el mismo año, su compatriota, Gottlieb Daimler, convierte un carruaje ordinario en un vehículo autopropulsado.
  • Irlanda, 1888: El veterinario John Boyd Dunlop realiza experimentos iniciales con ruedas neumáticas. La primera versión que produce, fabricada en cuero con una banda de caucho, la utiliza para hacer que la bicicleta de su hijo circule con mayor fluidez.
  • 1889: Dunlop abre su fábrica en Dublín, Irlanda. Antes de finales de siglo, también se desarrollan nuevas tecnologías en Estados Unidos, Alemania y Francia, tecnologías en las que el caucho es el principal componente.
  • Alemania, 1892: Continental fabrica su primera rueda neumática, también para bicicletas. Michelin hace lo mismo en Francia.
Artículo anterior

La Vuelta al Mundo en un Ford T

Siguiente artículo

Classic & Leyends 2016 (Cheste - Valencia)

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *