Clásicos

Mercedes-Benz SL: Una historia de éxito internacional

Elegante, rápido, increíblemente hermoso y técnicamente innovador: La Clase SL ha representado a la marca Mercedes-Benz impresionantes coches deportivos en todo el mundo durante más de 60 años. Su historia de éxito comenzó con las victorias registradas por el 300 SL en carreras de prestigio internacional en 1952. Esto proporcionó la chispa inicial para el lanzamiento de los vehículos de producción 300 SL Gullwing (construido a partir de 1954) y el 190 SL (en 1955). Posteriormente se incorporaron a la serie, modelos más potentes que trajo a la Clase SL la perfección en el nuevo milenio.

Las innovaciones en el diseño y la ingeniería de cada modelo SL estaban a la vanguardia de su tiempo, y era por lo que los clientes se beneficiaban en gran medida a lo largo del tiempo y a partir de la compra de un coche deportivo SL, ¿Y por qué?. Debido a que los modelos SL de la década de 1950 y las generaciones posteriores desde hace mucho tiempo han sido considerados como coches clásicos modernos, codiciados. Mercedes-Benz Classic se ha comprometido a ayudar a los propietarios de mantener y aumentar el valor de sus coches, y todavía suministra repuestos originales, por ejemplo, y vende coches de época a través de sus concesionarios Mercedes-Benz Classic.

Coches deportivos exclusivos para el mundo

La tecnología innovadora y los triunfos internacionales en 1952, de los Mercedes-Benz 300 SL (W 194) de carreras parecían continuar donde les había dejado antes de la segunda guerra mundial. Y al igual que en aquellos días, el éxito del 300 SL llevó el fabricante de automóviles con sede en Stuttgart de nuevo la atención del público en todo el mundo y la pasión del deporte del motor. En un período que vio la reconstrucción de Alemania después de la guerra, esto resultó de inestimable valor para la empresa, pero había una gran diferencia sin embargo entre los coches de carreras del Grand-Prix antes de la guerra que nunca se liberaban de su molde de carreras y de los coupés de ala de gaviota venidos después, con sus estructuras tubulares espaciales.

El Mercedes-Benz 300 SL (W 198 I) renació dos años después de su debut en la competición en la forma de un impresionante coche deportivo, fabricado en serie y para todos sus fans. Este coupé de lujo compartía su ADN con los exitosos autos deportivos SL.

Un visionario importador de EE.UU. Maximiliano E. Hoffman fue el hombre que convenció a la alta dirección de Mercedes-Benz en Stuttgart para construir un deportivo modelo de serie W 194, y por lo que convenía ser presentado públicamente en Nueva York a los expertos en automoción de todo el mundo, el 300 SL (W 198 I) junto a un prototipo del SL 190 (W 121). Poco después de conocerse los deportivos de Mercedes-Benz en los EE.UU, surge una alianza entre Alemania y América.

Mercedes 300 SLEn septiembre de 1952, Hoffman consiguió el contrato para convertirse en el importador oficial de los turismos Mercedes-Benz para el este de los Estados Unidos – un territorio de ventas que más tarde se amplió para cubrir la costa oeste también. Fundamentalmente, Hoffman no se limitó a la mera venta de automóviles Mercedes-Benz en América. Su influencia en la compañía con sede en Stuttgart fue mucho más directo que eso, sobre todo, exigió coches deportivos, de buen aspecto y llamativos. En septiembre de 1953, en una reunión con la junta directiva de la entonces Daimler-Benz AG, presionó para la introducción de nuevos coches deportivos.

Fue en el Salón Internacional de Nueva York en febrero de 1954. Hoffman valoraba justamente el mercado para un coche tan extraordinario como era la serie 300 SL de Mercedes-Benz en 1953, pero incluso en 1954, podía ser aún mucho más, añadiendo a la venta la versión descapotable roadster. Y así fue en 1957 un nuevo coche deportivo en la forma de Roadster descapotable, el 300 SL (W 198 II), vuelve a llamar la atención del publico, fue un éxito inmediato, especialmente en los EE.UU.. En los primeros 17 meses, 996 Gaviotas habían sido vendidos, de los cuales 850 fueron a los EE.UU.. Eso fue el 85 por ciento de todos los modelos producidos en 1954 y 1955. La proporción de exportación a EE.UU. se estabilizo después, pero se quedó grabado. Hasta 1963, Mercedes-Benz exporta más de la mitad de sus modelos 300 SL a los EE.UU., exactamente el 51 por ciento del total de los 1.400 coupés y 1858 roadsters que fueron producidos. La cuota de exportación a todos los mercados internacionales reunían el 86 por ciento de la producción.

Incluso antes del lanzamiento en Nueva York, había una sensación de que estos coches deportivos Mercedes-Benz tenían un enorme potencial para ser un icono de estilo. En febrero de 1954, el Friedrich Nallinger y Rudolf Uhlenhaut registraron una patente de diseño para el sistema de puertas de alas de gaviota en nombre de Daimler-Benz AG. En diciembre de 1955, la Oficina de Patentes de los Estados Unidos publicó el documento pertinente (número de diseño 176278), que protegía “el diseño ornamental para un automóvil”. La patente servia además como el certificado del nacimiento de la serie SL de coches deportivos de Mercedes-Benz y como evidencia de la conciencia de los diseñadores de que este vehículo pionero fue realmente original.

Presentado en forma de prototipo en 1954 y construido como un vehículo de producción a partir de 1955, el 190 SL fue tan cautivante en un símbolo del espírituMercedes 190 SL del automovilismo deportivo de Mercedes-Benz como fue el coupé 300 SL. Desde 1955 en adelante, casi el 80 por ciento de los 25.881 vehículos producidos fueron exportados, y casi el 40 por ciento de todos los modelos 190 SL se vendieron en los EE.UU.. 1956 se piensa que fue un año récord: de enero a diciembre, Mercedes-Benz vendió un total de 3.109 vehículos en los Estados Unidos – y no menos de 1.849 de estos eran del modelo deportivo 190 SL.

La forma en que el coche deportivo SL, desde un principio, se estableció como un automóvil codiciado para los conductores deportivos y amantes de la moda en los principales mercados de exportación fue clave en el éxito de Mercedes-Benz. Lo más importante de todo, por supuesto, fueron las ventas a los clientes en los EE.UU. y otros mercados extranjeros, lo que generó enormes ingresos para Mercedes-Benz. Además, el deportivo SL transmitió la imagen de una marca de automóviles modernos, unido a una estética deportiva con tecnología innovadora. Millonarios, actores, artistas, celebridades que con orgullo conducían un 300 SL y otros coches de Mercedes-Benz, se convirtieron en el perfil de la marca y así de esta forma para el ojo público.

Mercedes 230 SLEl W 113, apareció en la primavera de 1963 como el reemplazo para el Roadster 300 SL y 190 SL, en la que los diseñadores e ingenieros de Mercedes-Benz llegaron a un delicado equilibrio para colocar este nuevo coche, que llegó a ser conocido como el “pagoda”, debido a su característico techo duro y ligeramente cóncavo. Este nuevo coche deportivo de alto rendimiento se colocaba entre el 300 SL Roadster y su “hermano pequeño”, el 190 SL. El resultado fue un lujoso tourer, biplaza con excelentes prestaciones y seguridad. Casi el 70 por ciento de todas los pagodas fueron exportados una vez más, y fue el modelo mejor vendido en los EE.UU. (40 por ciento de toda la producción).

No fue diferente para la serie roadster (W 107), fabricado entre 1971 y 1989, con la tasa de exportación a los EE.UU. más alta del modelo SL hasta la fecha; el 62 por ciento de todos los coches de esta serie fue a los Estados Unidos y casi cuatro quintas partes de los 237.287 vehículos producidos en total se exportaron. Mercedes-Benz había desarrollado para este modelo, una versión de baja compresión del 350 SL exclusivamente para la exportación a América del Norte, que tenía un motor V8 4.5 litros con 143 kW (195 CV), adaptado para cumplir con la legislación EE.UU. que regula las emisiones de escape. En abril de 1973, las dos versiones de la serie 107, el roadster y coupé, se introdujeron a otros mercados así como en el formato V8 de 4,5 litros, que ahora tenía una potencia de 165 kW (225 CV).

Otra edición especial para América del Norte, Japón y Australia llegó en 1985 en la forma del 560 SL, con motor V8 de 5.6 litros y entrega de 170 kW (230 CV). Se vendió en estos mercados en lugar de los 500 SL. Este espectacular deportivo tenía el mismo motor V8 del 500 SL pero modificado.

Las modificaciones que tuvo que realizar Mercedes-Benz de estos modelos eran, y son necesarias para cumplir con las estrictas normas de reducción de emisiones en los EE.UU.. Los voluminosos topes de goma en los parachoques, introducidos en 1974, también fueron un subproducto de la legislación norteamericana. En el caso del SL R 107, esta protección contra la colisión fue de alrededor de 20 centímetros de espesor, que junto con los faros modificados también para la versión de exportación, le dio a la serie de modelos de EE.UU. un aspecto muy distintivo.

Las nuevas series 129 del Roadster SL, dio un nuevo significado al término “modelo especial”. Por primera vez, la compañía produjo ediciones exclusivas para mercados específicos en lugar de limitarse a la adaptación de los vehículos para cumplir con los requisitos legales y las preferencias estéticas de los países de exportación. Esto incluía, por supuesto el 320 SL y 500 SL, lanzado en el mercado de EE.UU. en 1997, en el “40 Aniversario Roadster Edition”, con la producción de 750 vehículos en total, y que Mercedes-Benz conmemoraba el lanzamiento del Roadster 300 SL (W 198 I) en 1957.

Pero el enfoque no era exclusivamente en los EE.UU.. Hubo versiones especiales para el mercado japonés “designo MB de Japón” (67 coches)y el Reino Unido “designo MB UK” (150 coches), así como la serie “designo-Vintage edición Reino Unido” y “designo-Patrimonio edición Reino Unido” (49 coches cada una). Al igual que en América del Norte, Mercedes-Benz vendió el R 129 en el mercado del Reino Unido como una serie única final limitada a 100 vehículos, el “Silver Arrow edición Reino Unido”.

 

Artículo anterior

Volkswagen e-Golf* con hasta 300 km de autonomía

Siguiente artículo

El GTA Spano se une a CSR2 Racing

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *