Consejos & opinión

Prepara tu coche para el frió y la lluvia

Se acabo el verano, que duro es decir esto, y volvemos a la rutina; trabajo, el colegio de los niños… y otros que hacer. Mi consejo en esta ocasión es de cómo preparar tu coche para el frió y la lluvia, y es que ahora es el momento.

Empezando por el elemento que más sufre el frió; la batería, seria recomendable comprobar su nivel de liquido, si esta tiene mantenimiento y dispone de tapones. Normalmente llevan un saliente en el vaso que indica su nivel máximo, o un centímetro por encima de las placas seria también correcto. El líquido que llevan las baterías se le llama electrolito, esta compuesto por ácido y agua que se va evaporando con el tiempo, y hay que reponer, si no la quieres llevar a una muerte segura. Añade agua destilada, y muy poco a poco (cada vaso lleva ½ litro de electrolito).

El paso siguiente, relacionado con la batería serian los bornes y terminales de corriente. Límpialos con un cepillo, sobre todo si observan oxido, no tengas miedo, no dan corriente que nos pueda molestar. Y una vez limpios, puedes protegerlos con una capa de vaselina.

El líquido refrigerante se ha de sustituir cada dos años y sobre todo si se ha oscurecido su color (su color es rosado o verde según fabricante), observa que su nivel este entre el máximo y mínimo, si has de añadirle, siempre en frió.

El aceite de motor con el frió se espesa y tarda más en alcanzar su temperatura de servicio, y todavía más si esta sucio. Puedes adelantar su cambio y así mejorar el arranque y funcionamiento del motor de tu coche, y además si utilizas y un aceite más fluido (tipo 5W/30 o 5W/40) todavía mejor, y bajaras su consumo de combustible.

Rellena el líquido lava parabrisas, con el nuevo clima se utiliza más frecuentemente. Añade agua destilada con algún concentrado detergente para automóvil, nunca domésticos (terminan obstruyendo filtros y surtidores), o un líquido preparado de uso directo.

Comprueba el estado de las escobillas del limpia parabrisas; los bordes deben estar bien y no dejar rayas o zonas sin limpiar en el barrido.

Los neumáticos son una pieza muy importante en la seguridad de nuestro automóvil y con el frió y la lluvia, todavía más. Comprueba su presión, la banda de rodadura debe tener un desgaste uniforme y la profundidad de su dibujo no debe ser inferior a 3 mm, y por su puesto no han de presentar cortes o grietas. Un mal estado de los neumáticos influirá en la estabilidad y frenado de nuestro vehículo.

Ver y ser visto, las luces son importantes con mal clima. Comprueba el funcionamiento de todas ellas, para la luz de frenado pide ayuda a alguien para ver su funcionamiento, a menudo vemos vehículos con el fallo de estas.

Para terminar, y darle un poco de protección a nuestro coche, más teniendo en cuenta que en este tiempo lo lavamos menos. Un lavado, seguido de encerado, protegerá la carrocería de nuestro querido automóvil durante mucho más tiempo.

 

 

Artículo anterior

Demostradores del Grupo PSA recorren 60.000 km en un vehículo autónomo por las carreteras europeas

Siguiente artículo

SEAT 600: Artífice de la motorización de nuestro país

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *