Consejos & opiniónReportajes

Normas de Calidad y densidad de los aceites

A diferencia de lo que mucha gente cree, los aceites no son unos iguales a otros por su densidad, la diferencia importante la indica una norma de calidad y es lo que va ha mejorar el funcionamiento de un motor, consumo de combustible, emisiones de gases y residuos que se queden en su interior, en definitiva, un buen mantenimiento junto con unas normas de calidad y densidad de los aceites adecuados según el motor.

Calidad

Existen dos normas de calidad importantes, la primera fue A.P.I (American Petroleum Institute) la clasificación API es importante sobre todo para los motores americanos.  Los motores de origen europeo exigen otros criterios. En consecuencia, los fabricantes de motores europeos desarrollaron un sistema propio de clasificación. Esta fue establecida por la ACEA, antigua CCMC o “Comité de Constructores del Mercado Común”, por lo que las normas empleadas son de la CCMC. Este organismo tiene como principio reflejar la clasificación de la API añadiéndole algunas exigencias.

Norma A.P.I.

El nivel de calidad A.P.I. viene representado por un código generalmente formado por dos letras:

– La primera designa el tipo de motor (S= gasolina y C= Diésel).

– La segunda designa el nivel de calidad

Para obtener esta norma de calidad, los lubricantes deben superar cuatro pruebas de motor en las que se tiene en cuenta:

  • El aumento de la temperatura de los aceites con los motores en funcionamiento
  • La prolongación de los intervalos del cambio de aceite preconizado por el constructor
  • Las prestaciones del motor
  • Las normas de protección del Normas API (American Petroleum Institute)
  • Normas ACEA (Motor)
  • Norma S.A.E. medio ambiente

Existen 3 tipos de clasificación API:

  • Transmisión
  • Motor Gasolina
  • Motor Diésel.

Clasificación API de los motores gasolina

Las calidades de los aceites se han ido adaptando a las exigencias de nuevos motores, de esta manera en 1968 se utilizaba un API SD, en 2004 ya era un SL  y actualmente, API-SN es el nivel de calidad más reciente y más alto en cuanto a motores de gasolina.

(el segundo dígito indica la evolución de las calidades por orden alfabético)

Clasificación API de motores Diésel

De la misma forma que en los motores gasolina, las calidades de los aceites se han ido adaptando a las exigencias del momento actualmente se utiliza el adaptado a las normas de emisiones de gases de 1998 el API CF: Estos aceites están destinados a garantizar la vida de los motores en las condiciones más severas. Ellos permiten una extensión de los intervalos de los cambios de aceite.

Clasificación ACEA motor

Las normas ACEA están divididas en tres grupos:

  • A para los motores a gasolina
  • B para los motores diésel turismo
  • E para los motores diésel vehículos utilitarios y camiones

Cada grupo posee varios niveles de calidad indicados por una cifra (1,2,3,…) a mayor número mayor calidad, seguida de las dos últimas cifras del año de introducción de la versión más reciente.

Para los motores a gasolina existen las siguientes normas:

  • A5-04: aceites que economizan energía.
  • A3-04: aceite para uso severo.

Para los diésel actuales y más antiguos estas otras:

  • B4: aceite para motores cammon rail, multivalvulas, turbo y otros, también aplicable con filtro de partículas.
  • B5: menores emisiones de CO2 y reducción de consumo de combustible

Para los motores de gasolina y diésel de turismos con tratamiento posterior de gases de escape, p. ej. filtro de partículas de hollín según la norma Euro 4 o superior, se pueden utilizar los aceites llamados Low SAPS o Mid SAPS. Estos aceites llevan adicionalmente las designaciones C1, C2, C3 o C4.

  • C1: aceite para motores con filtro de partículas diésel.
  • C2: disminución de CO2 y menor consumo de combustible, aceite aconsejado para motores diésel que incorporen filtro de partículas, y motores de gasolina.
  • C3: aceite de calidad diseñado para motores diésel inyector bomba, y con filtro de partículas.
  • C4: aceite premium con escasa producción de partículas, aconsejado para motores diésel con filtro de partículas para su mayor vida.

Para motores diésel en vehículos industriales y maquinaria se aplican las designaciones E2, E3, E4, E5, E6, E7, E9. La cifra caracteriza los criterios de rendimiento del aceite.

Algunas marcas permiten elegir aceites de ‘larga duración’ (Long life), más duraderos pero también más caros.

Grado de densidad

Norma S.A.E.

La norma SAE J 300 definió lo que se denomina “Grado de viscosidad” para cada lubricante Ej.: S.A.E. 40 (grado de viscosidad para el verano). Cuanto más elevado es el número mejor es el mantenimiento de la viscosidad a altas temperaturas. En el caso de uso urbano o deportivo, o cuando la temperatura del aire es elevada, el motor soporta altas temperaturas que acentuarán dicho fenómeno. También es importante para la protección del motor la utilización de un aceite que se mantenga lo suficientemente viscoso.

En frío, sin embargo, el aceite tiende a espesarse. Por ello, es importante que se mantenga muy fluido, incluso en temperaturas bajas, para que pueda distribuirse por el motor y proteger así las piezas mecánicas que están en movimiento. En este caso, el aceite también debe facilitar el arranque. La viscosidad en frío se caracteriza, según las normas S.A.E por “Un grado de viscosidad invierno”. Ej.: S.A.E.10W El número que indica el grado de viscosidad invierno es siempre seguido de la letra W (para “Winter” que quiere decir invierno en inglés).

La vida útil del motor depende esencialmente del aceite básico utilizado y de la viscosidad. Que el aceite alcance el último punto de lubricación del motor a bajas temperaturas en 2,8 segundos, como en los aceites 0W-XX, o en 48 segundos, como en los aceites 15W-XX, es un factor decisivo para la vida útil del motor. Por lo que cuando más bajo sea el grado “winter” mejor sera la lubricación en la puesta en marcha del motor, y en funcionamiento en frió.

Aditivos

Los aditivos son sustancias químicas activas que se añaden a los aceites para mejorar propiedades existentes o para añadirles nuevas propiedades. Los antioxidantes, por ejemplo, mejoran la resistencia al envejecimiento; los aditivos antidesgaste protegen el motor frente al desgaste elevado y los aditivos limpiadores liberan el motor de depósitos perjudiciales. En función del ámbito de aplicación y del rendimiento necesario, se añaden a los aceites aditivos de los tipos más variados y en diferentes cantidades. La proporción de aditivos de los aceites para motor modernos se sitúa en el 15 – 30 %.

Aceites de motor minerales

Convencionalmente, los aceites para motor se fabrican a partir de aceites minerales. No obstante, el rendimiento de estos aceites se ve limitado debido a los requisitos en aumento, como intervalos de cambio de aceite prolongados, alto rendimiento del motor y la exigencia de ahorro de combustible. Viscosidades típicas: 10W-40, 15W-40 o 20W-50

Los aceite monogrado son utilizados cuando la temperatura de funcionamiento varia poco (o en aplicaciones específicas).

Los aceites multigrado responden a la vez a una graduación de invierno y una de verano. Ej.: S.A.E. 10W 40 10W= Graduación de invierno 40= Graduación de verano. El aceite multigrado es menos sensible a la temperatura, esto significa que en invierno permite un arranque fácil gracias a su fluidez..

Artículo anterior

Volvo XC60 Hibrido

Siguiente artículo

Lamborghini Urus

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta