NoticiasTecnología

El desarrollo de pilas de combustible de GM cumple 50 años

Hace 50 años, a finales de 1966 General Motors, grupo automovilístico matriz de la marca Opel, realizó la primera prueba del mundo de un vehículo impulsado por pila de combustible con el modelo Electrovan.

Floyd Wyczalek, de 91 años, gerente de Proyectos de Desarrollo de Pilas de Combustible en aquellos años, recuerda al equipo de 200 personas que trabajó en la primera aplicación tecnológica de pilas de combustible de hidrógeno tras el desafío que el presidente John F. Kennedy planteó a la NASA en 1962 para logar que el hombre aterrizara con seguridad en la luna antes del final de la década.

“Trabajamos en tres turnos en este proyecto a partir de enero de 1966 y terminamos 10 meses más tarde con una demostración en la conferencia de prensa Progreso de la energía”, afirma Wyczalek.

Desde entonces se ha producido un rápido avance hasta 2016. GM ha invertido más de 2.500 millones de dólares en tecnología de pilas de combustible y está entre los líderes de patentes junto con Honda, su colaborador desde 2013, en el desarrollo de un sistema de próxima generación que será mucho más potente pero una fracción del tamaño del equipo acumulado en el Electrovan, que tenía sitio para solamente un conductor y dos pasajeros.

Varios programas de demostración de pilas de hidrógeno han ayudado a GM a acumular 5 millones de kilómetros de experiencia en condiciones reales de los sistemas modernos de pila de combustible. Recientemente, en la reunión anual de la Asociación del Ejército de Estados Unidos, DC, GM reveló su demostración más reciente de la pila de combustible, ZH2, un pick-up off-road mediano que el Ejército probará en condiciones extremas el próximo año.

Coincide que el ZH2 pasó del contrato a su terminación en aproximadamente 10 meses, el mismo tiempo que el desarrollo del Electrovan. Será el primer vehículo de pila de combustible en llevar el distintivo GM Hydrotec, un lazo familiar a los motores de gasolina ECOTEC.

“Vemos un amplio potencial para los sistemas de pilas de combustible en aplicaciones militares, aeroespaciales y de otro tipo, mientras seguimos en el camino hacia un vehículo comercial”, afirma Charlie Freese, director ejecutivo del Negocio Global de Pilas de Combustible de GM.

El Electrovan fue estrictamente desarrollado como un modelo de pruebas para explorar el hidrógeno como fuente de energía para la propulsión de vehículos.

“La durabilidad de las pilas de combustible se realizó durante un período de varios meses en una pila de prueba”, asegura Wyczalek. “Los test de conducción, aceleración y velocidad máxima se llevaron a cabo en un banco de potencia”.

“Vemos un amplio potencial para los sistemas de pilas de combustible en aplicaciones militares, aeroespaciales y de otro tipo, mientras seguimos en el camino hacia un vehículo comercial”, afirma Charlie Freese, director ejecutivo del Negocio Global de Pilas de Combustible de GM.

El Electrovan fue estrictamente desarrollado como un modelo de pruebas para explorar el hidrógeno como fuente de energía para la propulsión de vehículos.

“La durabilidad de las pilas de combustible se realizó durante un período de varios meses en una pila de prueba”, asegura Wyczalek. “Los test de conducción, aceleración y velocidad máxima se llevaron a cabo en un banco de potencia”.

Artículo anterior

La emotiva sorpresa a un padre que enseñó a sus siete hijos a conducir con un Ford Fiesta de 1978

Siguiente artículo

Peugeot y el Dakar: 30 años de un mito

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta