Consejos & opiniónReportajes

¿Diésel o gasolina? vuelve el dilema

Surtidores (2)Las necesidades y las modas hacen cambiar nuestras elecciones al comprar un vehículo nuevo, y claro esto también influye en su propulsión. He podido vivir el cambio de la opción gasolina por diésel y la evolución de los dos tipos de motores. Hace años quien elegía un diésel era porque hacia muchos kilómetros o en otros casos porque quería un coche que le durara muchos años y kilómetros, eran muy duros, podían hacerles hasta un millón de kilómetros. Pero se vendían pocos coches con motores diésel, eran muy toscos. La decisión era clara, para el que buscaba ahorro y fiabilidad, ¿Diésel o gasolina?, Diésel.

Luego vino el cambio, debido a esa gran diferencia de precio de los combustibles (también debido a que el diésel era destinado para el uso profesional y transporte), las marcas se aplicaron en conseguir que un diésel tuviera más chispa. Primero vino el turbo que no había tenido mucho éxito en los motores gasolina, eran caballos desbocados (Renault 5 turbo, Fiat Uno turbo, etc.…) a los motores diésel les daba algo de alegría, luego vino la inyección directa (nombre comercial Tdi, Cdi, Dti, etc…) esto le dio otro empujón bien importante, mayor repris y menor consumo, ya muchos querían tener un Tdi.

Siguió la cosa con los canmon rail y la electrónica, bajaron más los consumos y ganaron respuesta. Los gasolina se habían quedado en el olvido. Pero a diferencia de esos vehículos “toscos” de antes los diésel ya no mantenían esa fiabilidad y la vida media de ambos motores se han igualado (300.000 kms. sin averías importantes)

Ahora les toca el turno de nuevo a los motores de gasolina, y más con los últimos acontecimientos respecto a la contaminación de los diésel y de las posibles restricciones que tendrán en no mucho tiempo. Ya se pueden ver los cambios de decisión a la hora de elegir el motor de un coche nuevo, en 2017 el volumen de ventas fue de un 46,6% motores gasolina y un 48,3 diésel, en el mes de diciembre ya se alcanzaban el 50,7% de las ventas en la motorización gasolina, muy elevado respecto al 2015, que fueron del 35,1%.

Los motores de gasolina, un poco dejados en el olvido por las marcas, están teniendo grandes cambios y mejoras, han conseguido con motores pequeños (downsizing), potencias de 120 a 150 CV y un par motor (entrega de fuerza) de unos 200 Nm, con unos consumos con una diferencia de solo un 25% respecto a los motores diésel y bajando. Aplicando nuevas tecnologías; Turbos más progresivosinyección directadistribución variable para conseguir el mayor aprovechamiento térmico en fase de aceleración y ahora gestión activa de cilindros (grupo Volkswagen), desconexión de uno o varios cilindros en marcha estable para un menor consumo, conducción a vela (motor parado) en descenso en carreteras y llaneo sin aceleración. Y por ultimo una buena gestión electrónica. Por otro lado los motores diésel, también han mejorado mucho, lógicamente, pero han tenido que añadir otros sistemas para cumplir las cada vez más estrictas normas de emisiones de gases, y aumentando por ello su coste de producción y mantenimiento.

Con lo cual ahora la diferencia esta en los costes de mantenimiento, como he dicho, que detallo ahora y a favor de los gasolina;

Algunos datos para ayudarte a decidir
  • Mantenimiento básico; 25% más caro diésel que gasolina.
  • Reparaciones; 50% más caras y en algunas piezas hasta un 200%
  • Piezas añadidas, en caso diésel que no utilizan los gasolina; filtro de partículas, utilizado para bajar el nivel de emisiones de escape y hollín (se están montando ya de serie). Tiene una vida media de unos 100.000 kms. y un coste desde 1.000 euros.
  • Y otros elementos de menor coste.

Y ademas si no haces más de 15.000 Kms. al año y en carretera, dado que los filtros de partículas (FDP) deben regenerarse y en recorridos cortos o ha bajo régimen, no lo hacen, en estos casos ya no es interesante un diésel.

Hemos hablado de este tema varios profesionales del sector y todos apostamos en que los gasolina van a volver.

¿Impuesto para el diésel?, y limitaciones para circular

El Gobierno ha propuesto castigar a los vehículos que, además de contaminar con CO2, emitan dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión (sobre todo los diésel), mediante la modificación del actual impuesto de matriculación.

Los motores diésel son más perjudiciales para la calidad del aire y la salud que los de gasolina, por lo que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pretende revisar la Ley de calidad del aire de 2007 y establecer un gravamen. Según el ministerio, para incentivar el uso de vehículos limpios, “y no con una finalidad recaudatoria”, se pretende subir los impuestos de matriculación y de circulación con nuevas tasas a la emisión de partículas y de NO2, lo que afectará especialmente al parque móvil diésel, el 52% del total de vehículos.

Ya son varias las ciudades que tienen previsto prohibir la entrada al centro de la ciudad a los vehículos propulsados por motores diésel, como Madrid y Barcelona en España o París y Bruselas en Europa. Y es que la calidad del aire del que respiramos, para una vida mejor y más larga, es responsable estas emisiones. Otro dato importante es, que hasta el 2012 la OMS (organización mundial de la salud), no declaró cancerígenos a los óxidos de nitrógeno, ni a las partículas en suspensión.

No obstante el cambio se vera poco a poco y además habrá otras opciones que se van metiendo en el sector; los híbridos y los eléctricos, o autogas. Pero ahora la pregunta es, ¿Diésel o gasolina?.

Artículo anterior

Conducción eficiente para menos averías

Siguiente artículo

PRUEBA - Opel Astra 1.4 Turbo - Sport Tourer

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta