Consejos & opiniónReportajesTecnología

El vehículo híbrido, ¿es una buena compra?

Tal vez estés pensado en cambiar de coche, y se te ha pasado por la cabeza en la opción de un híbrido. Si te preocupas por el medio ambiente este es un acierto seguro, pero has de ver más aspectos, como cual es tu recorrido habitual en coche.

Las normas medioambientales para los nuevos vehículos son cada vez más estrictas, y es necesario, claro es el aire que respiramos, la contaminación repercute en nuestra vida, seres vivos, incluso plantas, vegetales y arboles, de los que también nosotros comemos. Es por ello que desarrollar nuevos métodos para generar menos gases nocivos esta cada vez más en la mente de los organismos de todos los países y de los fabricantes. Los vehículos movidos de forma híbrida es ya un paso a una atmósfera más limpia, a espera de los 100% eléctricos.
t_prius_plug-in_hybrid

La combinación de un motor térmico con uno eléctrico esta ya siendo habitual en los fabricantes. El objetivo, bajar las emisiones de gases y consecuentemente el consumo de combustible (un 40% menor). La elección de un híbrido es una pequeña contribución a la protección del medio ambiente, sin abandonar el rugir de un motor de combustión (ya existen algunos vehículos eléctricos que lo reproducen, aunque solo por seguridad de los peatones).

Otro punto a favor de la compra de un vehículo híbrido son unos importantes incentivos fiscales en toda Europa que se ofrecen a los compradores, así como también importantes subvenciones de las Comunidades Autónomas.

El funcionamiento combinado permite la liberación en momentos puntuales y en función de la conducción y tipo de carretera del motor térmico, por ejemplo en llaneo, descenso de pendientes donde además en deceleración puede utilizarse la energía cinética para generar corriente para los acumuladores. En aceleración el motor eléctrico es de gran ayuda dado su par, tres veces mayor a misma potencia que un térmico de gasolina y el doble que un diésel. Los fabricantes de vehículos deportivos ya están recurriendo a esta ayuda. Con el motor síncrono de excitación permanente, como es llamado técnicamente el motor eléctrico por su doble función, arrancar el motor térmico y generar corriente para el acumulador, y que luego utilizara para el funcionamiento de otro motor eléctrico de mayor tamaño que moverá el vehículo.

El inicio del movimiento del vehículo, es en modo eléctrico (no todas las marcas), si la batería estuviese baja de carga, el motor térmico se pondría en marcha, de no ser así a partir de los 30 Km/h. lo haría y tendría el apoyo del motor eléctrico en casos puntuales. Es por ello, que si el vehículo se va a utilizar para viajes largos, el ahorro y las emisiones de gases en este funcionamiento es mínimo respecto a otros vehículos de misma potencia, si que es cierto que en aceleraciones fuertes, adelantamientos, se tendría un mayor potencial con el aporte de un motor eléctrico.

Generalmente los híbridos tienen tres modos de conducción seleccionables o por defecto la híbrida. El modo normal o ECO tiene un funcionamiento combinado híbrido; el modo exclusivo eléctrico, pero con una autonomía para pocos kilómetros, su utilidad se hace mayormente para el movimiento por el centro de las ciudades y parkings cerrados (los híbridos enchufables pueden hacer más kilómetros en modo eléctrico), su poca autonomía se debe a que utilizan acumuladores de pequeño tamaño por cuestión de espacio y el incremento del precio del vehículo que ello supondría una batería mayor; en el modo Sport, su funcionamiento es combinado de los dos motores para un mayor rendimiento y aceleración.

Este sistema híbrido llamado en paralelo por el funcionamiento combinado de los motores eléctricos y térmico, es realmente interesante para el movimiento por ciudad, arrancadas y paradas que producen energía regenerativa en la frenada para la batería y que proveen para el movimiento. Este sistema como hemos dicho, híbrido paralelo, es el utilizado por Toyota, Honda, el grupo Volkswagen, Kia, Hyundai y BMW

Volvo con el XC 60 dio a conocer en el salón de Detroit un innovador híbrido de gasolina. Un vehículo de bajo consumo y potente, 350CV de entrega total. Del que puede ser propulsado vehículo  solo con el motor eléctrico, hasta 56 km.

a6l-1

Según Audi el siguiente paso serán las tecnologías de propulsión que prioricen la conducción eléctrica: los vehículos híbridos enchufables (PHEV- plug-in hybrid vehicle), range extender o vehículos de pila de combustible o de batería exclusivamente eléctricos.

audiq5hybrid-quattro-motorEl A6 L e-tron concept supone para Audi un importante paso hacia el futuro de la movilidad eléctrica. El prototipo ha sido concebido como un híbrido paralelo. Combina un 2.0 TFSI de 211 CV (155 KW) con un motor eléctrico de 95 CV (70 KW) de potencia máxima. La batería de iones de litio refrigerada por líquido se encuentra ubicada en una zona de la parte trasera del vehículo protegida contra impactos. A una velocidad constante de 60 km/h, el Audi A6 L e-tron concept recorre hasta 80 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico. De cara a una mayor autonomía, la unidad de control del sistema híbrido selecciona el modo de funcionamiento más apropiado en cada momento.

Artículo anterior

BMW Roadster Zagato

Siguiente artículo

Cada día más seguros en coche

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta