Clásicos

“La Cuadra”; la primera marca de fabricación de automóviles Española

Emilio De la Cuadra Albiol, Valenciano del municipio de Sueca, y teniente de artillería, era un apasionado de las nuevas tecnologías, como fue el invento del siglo “La electricidad”. Precursor y constructor de una central eléctrica, que suministro por primera vez la electricidad a la ciudad de Lleida. Hecho que le reporto grandes beneficios.

Compañía general española de coches automóviles Fue en 1889, tras visitar la Exposición Universal de Paris, cuando De la Cuadra vio un nuevo descubrimiento; “La automoción”, cual fue su impresión y su visión de futuro prometedor de este nuevo invento, que decidió vender la central eléctrica y dedicarse a este nuevo descubrimiento.

Emilio De la Cuadra se traslado a la ciudad de Barcelona, donde creo la “Compañía General Española de coches automóviles E. De la Cuadra, Sociedad enComandita”.

Su primer proyecto fue, la fabricación de vehículos de propulsión eléctrica, probablemente por sus conocimientos de la electricidad ó tal vez por que Frances Bonet Dalmau, que también había acudido a la Exposición Universal, tenía la exclusividad del motor de explosión.

Entre los proyectos, aparte de la fabricación de varios automóviles, también había un ómnibus; un encargo de un hotel de la ciudad, para traer a sus clientes desde la estación de ferrocarril de Francia. Pero este vehículo tuvo infinidad de problemas y se abandono el proyecto de la propulsión eléctrica.

Hispano Suiza
Hispano Suiza

El joven ingeniero Suizo, Marc Charles Birkigt se implico en el desarrollo de motores de explosión, del cual nacieron dos motores bicilindricos de 4,5 y 7 CV. Con el problema de propulsión solucionado con los motores diseñados, fue presentado al publico a mediados de 1901 el primer “La Cuadra” el “Centauro”, se fabricaron tres vehículos de cada modelo. Exhibido por ciudades, digno de elogios dentro y fuera del país; un vehículo fabricado casi en su entera totalidad en España, probado en diversas condiciones de trabajo.
sello España

Pero ese mismo año, las arcas de la empresa estaban ya muy mermadas, producidas tanto por las inversiones anteriores fallidas, como el desarrollo de los nuevos vehículos. Y la necesidad de nuevas inversiones, sumadas a una huelga de trabajadores, provoco el cierre de la empresa. Emilio Del la Cuadra Albiol se reincorporo de nuevo al ejercito, la marca de automóviles “La Cuadra” fue vendida a Jose M. Castro Fernández, uno de los principales acreedores, la cual adopto el nombre “Castro” – el joven ingeniero continuo con el, pero más tarde lo dejo para unirse a Damian Matéu, para creación del mítico “Hispano Suiza”.

Artículo anterior

¿Como podría ser la clase G de Mercedes del 2025?

Siguiente artículo

¡Adiós, Bulli!

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta