NoticiasReportajes

Los FCEV; movilidad cero emisiones

El hidrógeno es el elemento más abundante en el universo, y una de las posibles soluciones para una movilidad más limpia. Los FCEV (Fuel Cell Electric Vehicle), son un tipo de vehículo que usa gas de hidrógeno comprimido como combustible para generar energía eléctrica a través de un convertidor de energía altamente eficiente, una celda de combustible. La pila de combustible transforma el hidrógeno directamente en electricidad para alimentar un motor eléctrico.

Hace 50 años, a finales de 1966 General Motors, grupo automovilístico matriz de la marca Opel, realizó la primera prueba del mundo de un vehículo impulsado por pila de combustible con el modelo Electrovan.

¿Porque usar FCEV?

El atributo distintivo y el principal beneficio de estos vehículos es que cuando se conducen, producen cero emisiones nocivas, siendo la única emisión, el vapor de agua. Además, dado que la producción de electricidad mediante hidrógeno, no depende de la combustión y tiene pocas partes móviles, se reducen también significativamente las emisiones de ruido.

Los FCEV usan hidrógeno, que es un combustible muy versátil que se puede generar a partir de una amplia gama de fuentes, incluidas las renovables. Incluso cuando el hidrógeno se genera a partir del gas natural, como se hace convencionalmente, la celda de combustible puede reducir significativamente la cantidad de emisiones de carbono en comparación con un motor diésel. Cuando se producen a partir de fuentes de bajo carbono (renovables, biomasa o energía nuclear), las emisiones de carbono se eliminan por completo.

En resumen, los FCEV ofrecen una opción de movilidad más limpia, silenciosa y eficiente en comparación con los vehículos convencionales.

Visión de conjunto

Para ser adecuado para ser utilizado como combustible, el gas de hidrógeno (H2) se comprime a una presión de entre 350-700 bares mediante un mecanismo avanzado en el sitio y luego se distribuye a través de un dispensador similar a los utilizados en las estaciones de servicio. Las compañías de gas industrial han desarrollado sistemas de suministro de combustible de hidrógeno que son seguros y amigables con el usuario, y estándares internacionales para garantizar la compatibilidad entre todas las estaciones de servicio y vehículos.

Actualmente, el hidrógeno a menudo se envía a la ubicación de abastecimiento de combustible del mismo modo que se distribuye a la industria, en tanques presurizados en camiones. Sin embargo, en sitios preparados para ello, el hidrógeno puede producirse in situ por electrólisis, en el mejor de los casos con la ayuda de electricidad renovable obtenida por acoplamiento directo (eólica / solar) o mediante servicios de compensación de la red. Tanto la producción fuera del sitio (entrega), como la producción en el sitio se emplean bajo H2ME.

Producción en el sitio

El siguiente diagrama destaca cómo se puede generar hidrógeno sin combustibles fósiles en la producción y entrega del combustible, ya que se fabrica en el sitio. Se utilizan energías renovables y el exceso de electricidad de la red, junto con el agua para generar hidrógeno y oxígeno a través del electrolizador. El gas de hidrógeno se almacena y luego se usa para repostar vehículos eléctricos con pila de combustible.

The Hydrogen Council

The Hydrogen Council (El Consejo del Hidrógeno) es una entidad asesora internacional, que brinda una visión a largo plazo sobre el importante papel de las tecnologías de hidrógeno en la transición energética.

La puesta en marcha del Hydrogen Council fue en el Foro Económico Mundial 2017 en Davos con la presencia de líderes industriales y políticos de Europa, Asia y los EE. UU., El Consejo del Hidrógeno es una iniciativa global de empresas líderes en energía, transporte e industria con una visión y ambición unidas para fomentar el hidrógeno.

El grupo de nivel CEO actualmente está formado por 18 multinacionales líderes en energía, transporte e industria: Air Liquide, Alstom, Anglo American, Audi, BMW Group, Daimler, ENGIE, General Motors, Honda, Hyundai, Iwatani, Kawasaki, Plastic Omnium, Shell, Statoil, The Linde Group, Total y Toyota, todos trabajando juntos para fomentar un soporte de alto nivel para la tecnología de hidrógeno, con el objetivo del Consejo de ver que las tecnologías de hidrógeno desempeñan un papel esencial en la transición energética global.

Artículo anterior

65 Aniversario del SEAT 1400

Siguiente artículo

Audi, Italdesign y Airbus prueban su prototipo de taxi aéreo

El autor

Jose Antonio

Jose Antonio

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *